Entradas

Mostrando entradas de abril, 2011

Jueves de Pascua.

Lectura del santo Evangelio según san Lucas 24, 35-48 de Verbum Dei, el jueves, 28 de abril de 2011 a las 10:30 Ellos, por su parte, contaron lo que les había pasado en el camino y cómo lo habían reconocido al partir el pan. Atónitos y llenos de temor, creían ver un espíritu, pero Jesús les preguntó: «¿Por qué están turbados y se les presentan esas dudas? Miren mis manos y mis pies, soy yo mismo. Tóquenme y vean. Un espíritu no tiene carne ni huesos, como ven que yo tengo». Y diciendo esto, les mostró sus manos y sus pies. Era tal la alegría y la admiración de los discípulos, que se resistían a creer. Pero Jesús les preguntó: «¿Tienen aquí algo para comer?». Ellos le presentaron un trozo de pescado asado; él lo tomó y lo comió delante de todos. Después les dijo: «Cuando todavía estaba con ustedes, yo les decía: Es necesario que se cumpla todo lo que está escrito de mí en la Ley de Moisés, en los Profetas y en los Salmos». Entonces les abrió la inteligencia para que pudieran comprender las Escrituras…

«He visto al Señor y me ha dicho esto.» Juan 20, 11-18

¡¡¡¡¡Jesús ha resucitado!!!!
Se han cumplido las Palabras de Ap. 21,4 y “El enjugará las lágrimas de sus ojos. Ya no habrá llanto ni pena, pues todo lo anterior ha pasado”.El Señor ha resucitado y  viene a buscarnos. En la persona de María Magdalena, nos viene a buscar a todos,  a decirnos que El no se ha ido, El Permanece entre nosotros,  que no hay vacíos que llorar, no hay cadáver, hay un Jesús resucitado que no se fija en lo que le hemos hecho, que ha olvidado todo el mal, todos nuestros pecados, nuestra deuda ya esta cancelada, y más aun nos llama hermanos, hijos del mismo Padre.
“mi Padre…es Padre de ustedes; mi Dios…es Dios de ustedes.»
Si no lo hemos reconocido resucitado aún,  es porque seguimos buscando a Jesús entre las cosas del mundo, un Jesús hecho a la imagen que nosotros tenemos de Él,  quizás débil, sin poder para ayudarnos en el trabajo, en el sufrimiento, en lo que sea.  Magdalena tenia la imagen de un Jesús  bueno, un profeta, con sabiduría, bondadoso, valiente, fie…

“EL QUE CREE EN MI, AUNQUE MUERA VIVIRÁ” (Jn 11,1-45)

En este día, vamos a tomar conciencia de todo lo que vivimos como preocupación, de lo que nos reta en el día a día y pone a prueba nuestra fe, ahí donde nos topamos con el límite humano y que donde terminamos concluyendo “esto es imposible”. La Palabra Viva viene a darnos vida y vida en abundancia (Jn 10,10) viene a tocar ennosotros toda esa realidad interior, donde quiere desplegar toda su fuerza y su poder. Ejercitémonos en dejar que la Palabra actúe con su poder resucitador.
El salmista nos habla de esa experiencia de la palabra en su propia vida: La¡Voz del Señor sobre las aguas! retumba el trueno del Dios de majestad: es el Señor, por encima del diluvio. Voz del Señor, llena de fuerza, voz del Señor, voz esplendorosa. Voz del Señor: ¡ha partido los cedros! El Señor derriba los cedros del Líbano. Hace saltar como un novillo al Líbano, y al monte Sarón como búfalo joven.Voz del Señor: ¡se ha tallado relámpagos! Voz del Señor que sacude el desierto; estremece el Señor el desierto d…

Verbum dei - Misiones 2010 - El da la vida para que tu vivas. "San Juan ...

Imagen

Pautas dia viernes

“La generosidad total y sincera”
Marcos, 12, 41-44
Señor enséñame a orar, a ser generoso que cuando dé, lo dé por entero, ahí desde donde estoy y como estoy.
Porque si yo bebo de tu generosidad (Juan 7,37) torrentes de generosidad saldrán de mis entrañas, para los demás.
Poco inferior nos hiciste a los ángeles y nos has dado señorío (Salmo 8) sobre toda la creación, nada te has reservado en la entrega total al hombre, ni siquiera la vida de tu hijo porque tanto nos amaste que no dudaste en mandárnoslo para que nos enseñe el camino de darse por entero hasta la propia vida por salvar a los demás, y ser más humanos.
Si tú eres nuestro Dios y único Señor y te amamos sobre todas las cosas, seremos capaces de darnos por completo, sobre todo a los que conviven con nosotros, en nuestros hogares que nos demos todo por el todo Amor, por mantener unida a mi familia y cimentada en el Amor de Dios y los valores de Jesús.
Cuando un hogar no funciona armónicamente es porque cada uno se limita en da…

Pautas martes

Enséñanos en secreto lo que es sabio. (Salmo 51)

Pero tú cuando reces entra en tu pieza, cierra la puerta y ora a tu Padre que está allí a solas contigo. Y tu Padre que ve en lo secreto, te premiará”. Mt 6,6
Lo más grande que me da la oración: es el Amor; que me hace entregarme a Quien se entregó a mí primero, sin condiciones, sin pedirme nada a cambio, sin esperar nada.
Este tiempo de Cuaresma, para mi va siendo una renovación del encuentro con el Amor de la Trinidad, “De que manera amó Dios al Mundo que envió a su Hijo”, nacido de la Virgen María por obra del Espíritu Santo para que nos de Vida eterna, para que nadie se pierda. En este tiempo de Cuaresma nadie puede dejar de contemplar este Amor tan grande de Jesús aceptándolo todo para darnos la salvación, sin desear un cambio de vida, un empezar de nuevo.
En estos días lo que más me llama el Señor a orar, es su Pasión y el recorrer el camino de Cruz es reconocer que son mis faltas las que Jesús lleva… “eran nuestras dolencias las…

Pautas sábado

No me escondas tu rostro

Salmo 27; Cantar 2,13-14
El corazón tiene razones que la razón no entiende, es el corazón que te pide vivir en la presencia de Dios, y es precioso porque Jesús nos la hace fácil, cuando le dice a Pablo ¿por qué me persigues? Y Pablo no perseguía personalmente a Jesús sino a los seguidores de Jesús ¿Dónde esta el rostro de Dios? En su gente, sobre todo en los más débiles, no queramos ver a Dios entre nubes, rayos y ángeles bajando, y Jesús lo reafirma cuando en Mateo 25 dice: «Vengan, benditos de mi Padre, y tomen posesión del reino que ha sido preparado para ustedes desde el principio del mundo.
Porque tuve hambre y ustedes me dieron de comer; tuve sed y ustedes me dieron de beber. Fui forastero y ustedes me recibieron en su casa. Anduve sin ropas y me vistieron. Estuve enfermo y fueron a visitarme. Estuve en la cárcel y me fueron a ver.
Y cuando decimos no me escondas el rostro Señor, es que le pedimos no ser indiferente a nuestros hermanos y pedirle a Dios …