Entradas

Mostrando entradas de julio, 2010

Jesus has mi caracter

"Si no vienes personalmente, no nos hagas partir de aquí.”

¡Buenos días Señor!, a ti el primero encuentra la mirada de corazón, apenas nace el día; eres la luz y siembras claridades. ¡Buenos días Señor!, contigo quiero andar por mi camino. Me ayudaba mucho empezar la oración de hoy con estas palabras, que son parte de himno del diurnal, y el rezarlas, el Señor me regalaba la conciencia de lo que ellas significan. Le agradecía tanto al Señor por poder decir estas palabras y sean verdad en mi vida. Le agradecía profundamente al Señor por su inmensa bondad, porque la veracidad de estas palabras se funda, no en mi propia fidelidad,no en que cada día yo salga al encuentro de su presencia, de sus palabras, sino en su fidelidad, en el que al despertar Él está y es ofrenda permanente hacia nuestra vida. El espíritu me lo recordaba remitiéndome al capítulo 65 del libro de Isaías, en el que nuestro Dios nos dice:
“Yo me dejé consultar por los que no me interrogaban; salí al encuentro de los que no me buscaban. Yo dije: "¡Aquí estoy, aquí estoy!"…

La fe nos hace trascender nuestras fuerzas

Esta semana estamos orando el tema: La fe, puerta para el diálogo con Dios.
Quería empezar contemplando a nuestra Madre desde la respuesta que dió al proyecto de Dios, cuando le propone Dios ser la Madre de Jesús, allí, nosotros encontramos en ella una Escuela desde donde poder aprender a construir nuestra fe.
María dice Si al proyecto de la salvación del mundo, un proyecto enorme, el cual ella aun no lo podía entender por completo, pero si entendía que Quien se lo estaba proponiendo era Dios, para quien no había imposibles, Yavé, Dios de los Ejércitos, Quién habia realizado maravillas en su pueblo, porque lo amaba. La fe de María nuestra Madre, estaba fundamentada en hechos concretos, palpables, su pueblo ya no era esclavo de los egipcios, había toda una historia de Salvación que ella conocía muy bien, y que le hacía confiar en El Poderoso que habia cumplido sus promesas.Luc 1,55
Ahora se nos esta invitando a tener fe ...y..Quién es el que tiene fe?, El que conoce a Dios no solo de oída…

La Fragua es meterse en la anchura y profundidad del conocimiento de Dios.

Efesios 3,14-20
Una de las cosas que mas le agradezco al Señor, es haberme dado el regalo de la Oración. Orar es una gracia, es algo que nos llega, sin que lo merezcamos, simplemente porque a Dios le parece bien revelarse a traves de su Palabra en nuestra vida. En el diálogo con Dios, El se va revelando, y nosotros le vamos conociendo.
Antes de conocer la oración, habian  pasado muchos años de mi vida sin conocerle realmente, desde niña habia aprendido a rezar, pero siempre le sentia distante: El, alla en los cielos, y yo en la tierra, separados Uno del otro.
Nunca me habia imaginanado que  podia llegar a tener una relación tan maravillosa con El, que estaba mas cercano de mi que yo misma, que pudiera llegar a conocerlo, a amarlo con todo mi corazon y  desear estar con El todo el tiempo, y que llegue a ser mi Padre, mi Prioridad en todo instante de mi vida.
“Pensando en todo esto doblo las rodillas en presencia del Padre, al que se refiere toda patria en la tierra y toda familia celestial, …

Y quién es mi prójimo?

Un Maestro de la Ley, se acercó a Jesús para preguntarle: “Maestro, que debo hacer para conseguir la Vida Eterna? Jesús le dijo: Qué esta escrito en la Escritura? Que lees en ella? El hombre contestó: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con toda tu mente; y amarás a tu prójimo como a ti mismo.” Jesús le dijo “Excelente respuesta” “Haz eso y vivirás”. El otro que quería justificar su pregunta, replicó: “Y quien es mi prójimo?”
Jesús le empieza a enseñar al Maestro de la Ley con una Parábola, que el amor a Dios y al prójimo van juntos, no podemos decir que amamos a Dios, si no amamos a nuestro prójimo como a nosotros mismos.
“Jesús empezó a decir: “Bajaba un hombre por el camino de Jerusalén a Jericó y cayó en manos de unos bandidos que lo despojaron hasta de sus ropas, lo golpearon y se marcharon dejándolo medio muerto”. Nuestra relación con Dios si es verdadera se demuestra en momentos de necesidad, si decimos que amamos a Dios debemos ta…

Gastar la vida haciendo la voluntad de Dios

“Doy gracias al que me da la fuerza, a Cristo Jesús, nuestro Señor por la confianza que tuvo al hacer de mi su encargado. Porque yo fui en un comienzo un opositor, un perseguidor y un violento. Pero el me perdonó porque obraba de buena fe cuando me negaba a creer, y la Gracia de Nuestro Señor Jesús vino abundante junto con la fe y el amor cristiano”.1 Tim, 1,12
Las palabras de San Pablo, su confesion tan sincera revela nuestra propia historia, !Cuántos ya hemos conocido y recibido el perdón y el Amor misericordioso de Dios que se ha desplegado con generosidad y abundancia en nuestra vida!!.
Nosotros somos ahora los que gozamos de la Gracia de Dios, los que en medio de todo lo que pasamos, pobrezas y riquezas, salud o enfermedad, persecuciones, depresiones, alegrías, lutos, fiestas, en fin en toda clase de cosas, hemos descubierto Aquello que nos hace mantenernos en la vida con paz, con ecuanimidad, con  la estabilidad que nos da el saber con Quien estamos, Quien nos ha llamado, Quien mo…