Como hijos queridos traten de imitarle

El que los recibe a ustedes, a mi me recibe, y el que me recibe a mi, recibe a aquel que me ha enviado. el que recibe a un profeta porque es profeta, recibirá recompensa digna de un profeta. Mt 10.40

Como hijos amadisimos de Dios, esfuércense por imitarlo. Sigan el camino del amor, a ejemplo de Cristo, que nos amó y se entregó por nosotros como esas ofrendas y victimas cuyo olor agradable subía a Dios. Efesios 5, 1-2

El primer mandamiento es “amar a Dios sobre todas las cosas” y escribo esto como consecuencias de las lecturas que vamos a dialogar con Dios, y a mí lo primero que me preguntaba Dios, como a Pedro ¿Me amas? Porque si me amas cumplirás mi Palabra, harás las cosas que yo hago y eso es trabajo de los padres, que enseñen a amar a Dios sobre todas las cosas, a María Goretti, a Santa Teresita de Jesús, Santo Domingo Savio y a la mayoría de los santos, la base de su fe está en sus primeros años que les inculcaron sus padres: primero la muerte que cometer un pecado mortal.
Los niños ven lo que los padres les enseñan con el ejemplo, yo me acuerdo y se me quedó grabado en mi mente de niño, ver a mi padre preferir vivir en la miseria que cometer algo indebido, el era agricultor y vendía los productos sin adulterar, sus amigos le decían mete piedras en el cacao para que tenga más peso y él decía: prefiero morir de hambre que engañar a la gente, una vez le ofrecieron miles de soles para camuflar droga en sus productos y le ofrecían porque sabían que estaba pasando necesidades económicas y no lo hizo, aunque le dijeran que estaba en la mira de la mafia, primero morir a cometer un acto impuro.
Y nosotros seguimos esos ejemplos porque lo dan con la Palabra y con la vida, ¿Qué ejemplos nos da Jesús cómo para seguirle? La Palabra dice:
Él compartía la naturaleza divina, y no consideraba indebida la igualdad con Dios, sin embargo se redujo a nada, tomando la condición de siervo, y se hizo semejante a los hombres Y encontrándose en la condición humana, se rebajó a sí mismo haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz Efesios 2,6-8
Jesús mismo hizo camino para darnos vida, dejó su condición divina para enseñarnos a ser hombres, viviendo en la verdad.
Y la única verdad es que eres Cristo, está en cada uno de nosotros descubrirlo y poner medios para conseguirlo ¿Cómo lo consiguió Jesús? En continuo diálogo con el Padre:
Jesús les dirigió la palabra: «En verdad les digo: El Hijo no puede hacer nada por su cuenta, sino sólo lo que ve hacer al Padre. Todo lo que haga éste, lo hace también el Hijo. El Padre ama al Hijo y le enseña todo lo que él hace, y le enseñará cosas mucho más grandes que éstas, que a ustedes los dejarán atónitos. Juan 15,19-20
¿Por qué lo hace Jesús? Porque se siente amado por el Padre y Él ama también al Padre, ese proceso de imitación viene de la admiración que el hijo siente por el Padre, por eso le ama y quiere seguir sus pasos.
Y Pablo en Efesios 4, del 17 al 32, nos hace un listado de las actitudes cómo imitarlo, dejando que en nuestra vida, no haya vanidad, ignorancia, dureza de corazón, libertinaje, impurezas, deseos engañosos, mentira, ira, enojo, robo haraganería, avaricia, egoísmo, palabras deshonestas y corrompidas, amargura, gritería, maledicencia, malicia, y Pablo concluye su cartas diciendo como Jesús, sed imitadores de Dios, del Dios misericordiosos, del que es Amor- Vida, y yo creo que Pablo lo consiguió porque en una de sus cartas dice “sean imitadores míos como yo lo soy de Cristo”.
Qué bonito sería decir esto a nuestros hijos y que los demás vean realmente en nosotros un ejemplo digno de seguir, por ello tratemos de hacer el bien porque Dios aborrece el mal y ver ¿En qué fallamos?¿En qué se nos hace más difícil imitar a Jesús? ¿Qué quiere Dios de mí?
Jesús, manso y humilde de corazón, hacer mi corazón semejante al tuyo. Amén.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lo que hiciste por uno de ellos, a mí me lo hiciste

“DIOS ME CUBRE CON SU MANTO”