Escuchar es vital: es nuestro alimento.


SábadoJn 21,8-13:

 "El discípulo al que Jesús amaba dijo a Simón Pedro: «Es el Señor  Apenas Pedro oyó decir que era el Señor, se puso la ropa, pues estaba sin nada, y se echó al agua. Los otros discípulos llegaron con la barca —de hecho, no estaban lejos, a unos cien metros de la orilla; arrastraban la red llena de peces.
 Al bajar a tierra encontraron fuego encendido, pescado sobre las brasas y pan.  Jesús les dijo: «Traigan algunos de los pescados que acaban de sacar.» Simón Pedro subió a la barca y sacó la red llena con ciento cincuenta y tres pescados grandes. Y a pesar de que hubiera tantos, no se rompió la red.
 Entonces Jesús les dijo: «Vengan a desayunar». Ninguno de los discípulos se atrevió a preguntarle quién era, pues sabían que era el Señor.  Jesús se acercó, tomó el pan y se lo repartió. Lo mismo hizo con los pescados".


Meditación:

En la oración de la mañana, me presentaba al Señor, pidiéndole me regale el don de escucharle,  le pedía a la Madre me ayude e interceda por mí, para poder recibir el alimento de su Palabra.Porque es vital para nosotros escuchar a Dios, porque escuchamos muchas voces que nos ayudan, pero la Palabra de Dios es Vida, lo que ninguna palabra humana puede dar Dios nos lo da, y en forma gratuita.

Cuando dialogaba con el Señor, escuchaba su invitación a desayunar, El mismo había preparado el alimento para mí, y me llamaba, nila ven a desayunar conmigo.

El primer alimento de la mañana, el indispensable, el vital para poder tener fuerzas para todo el día, es el desayuno con el Señor,  “si uno escucha mi voz y me abre, entraré en su casa y comeré con él y él conmigo”. Ap. 3,20 Y  para mí, era una delicia probar estos alimentos ( Is 55,1) pero cuando me dijo trae los pescados que acabas de sacar, me sentí como cogida en falta….¡ahora si!!, (como a Pedro,me hizo cubrirme)(Gen 3,10)... Pedro  apenas podía con los ciento cincuenta pescados y todavía grandes!!,  ¿Pero yo Señor que puedo traer a la mesa para desayunar junto con el Pan y los pescados a la brasa que estás  poniendo tú?, y me hizo recordar lo vivido ayer en su Palabra en que me decía, que eche las redes al lado derecho….nila, lo hiciste ayer?...si  Señor,  y recordaba la lucha por serle fiel, por tratar de tirar para el otro lado, el trabajar en el cambio de actitud, en el control de los pensamientos y de los sentimientos, volteándolos para el  lado que el Señor me decía…. y los frutos no llenan una red como la de Pedro, pero que feliz me sentía de poder decirle Señor, esto  dio resultado…esto lo que da vida, paz en la familia, paz interior…escucharte, creerte, obedecerte, serte fiel, esto es vital,  me da felicidad saber que el Señor no nos pide las cosas que nosotros pensamos o imaginamos “según nuestro criterio”.

 El es tan bondadoso que aquellas más humildes son las que más le agradan, así como El se presenta, resucitado a los apóstoles para alimentarlos a la primera hora de la mañana, para poder tener la fuerza para ser testigos de su resurrección, asi de la misma manera, con esa sencillez del Maestro, de su Ser Divino, se acerca a nosotros…”Jesús se acercó”…a nuestra timidez, a nuestra pequeñez, El toma la iniciativa, El prepara primero, El invita, en fin, de El Procede todo.
Animados con esta convicción que nos podamos acercar llenos de confianza a la Mesa del Señor, a la escucha de la Palabra cada mañana a desayunar el alimento Vital. 

Nila

Comentarios

Entradas populares de este blog

“DIOS ME CUBRE CON SU MANTO”

Lo que hiciste por uno de ellos, a mí me lo hiciste