La Palabra es Viva y eficaz
Heb 4, 12-13
En efecto, la Palabra de Dios que es Viva y eficaz, más penetrante que espada de doble filo, y penetra hasta donde se dividen el alma y el espíritu, las articulaciones y los tuétanos, haciendo un discernimiento de los deseos y los pensamientos más íntimos. No hay criatura a la que su luz no pueda penetrar; todo queda desnudo y al descubierto a los ojos de aquél al que rendiremos cuentas. (Heb 4,12-13)

La Palabra de Dios es viva porque proviene del corazón de una persona viva que ama y necesita que sus hijos lo escuchen y reciban esa Palabra con fe, porque es como lluvia que va calando en nuestro corazón hasta dar fruto, como Jesús dice un fruto que perdure.
Nuestro corazón debe estar ansioso de escuchar para que pueda a responder a lo que Dios quiere con nosotros.
En la película mente brillantes Alicia la esposa de Jhon Ash, ella le dice desesperada porque no quería tratarse de su esquizofrenia,: quizás lo que tengas en tu mente no es lógico, pero lo que tengas en tu corazón puede que obre el milagro de curarte, en otras palabra le decías ¡sal de ti mismo y piensa en mí, en tu hijo y si realmente nos amas te curarás, es que el amor obra milagros, no se curó del todo pero aceptó ser tratado y superó en gran parte su mal.
Es eso la Palabra de Dios cuando escuchas a tu Dios con toda tu mente, con todo tu corazón y todas tus fuerzas, es capaz de obrar el milagro de que su Palabra penetre en el fondo del corazón y como dice Jaime Bonet, no endurezcas tu corazón sino entra al quirófano y pon de manifiesto ante Dios, que salga a la luz nuestros más íntimos pensamientos., intenciones.
Ahí en oración, donde toda vanidad, deseos de quedar bien se viene abajo, ahí delante de la Palabra de Dios ¿Quiénes somos? No somos nada pero seremos lo que Dios ha deseado desde siempre para nosotros: que nos parezcamos más a Él, porque hemos desfigurado su imagen en nuestro corazón, a causa de nuestros pecados, porque como dice San Juan 3,19-20: amamos más las obras de las tinieblas que las obras de la luz.
De ahí que sea necesario entrar cada noche al quirófano y a la luz de la Palabra, ponernos delante de Dios que lo sabe todo, y dejarnos curar desde la raíz de nuestros pecados, es bonito desnudar nuestra alma como un niño confiado que sabe que diga lo que diga, así haya hecho lo malo le dice a su padre todo, y lo va a seguir amando, ahí hablarle sin cubierta, ni disfraz, sin máscara, sin hipocresías, es más sin excusas y quedan al descubierto nuestros odios, codicia, avaricia, celos, envidias y cuando le abrimos el corazón a Dios, si le creemos y estamos dispuestos a hacer lo que nos diga, realmente entramos en su reposo, no hay nada más gratificante que reposar en las manos de Dios, que por pura gracia y misericordia nos da su perdón.
Jesús, amado de mi alma, yo nunca te dejaré, con todo corazón seguiré tu voz porque me sacas de la oscuridad y me das la libertad de hijo de Dios de amar y sentirme amado, por eso nunca te dejaré, regálanos vivir unidos a ti como el sarmiento a la vid para recibir la fuerza y eficacia de tu Palabra y que ésta llegue a muchos.Amén



Comentarios

Entradas populares de este blog

Lo que hiciste por uno de ellos, a mí me lo hiciste

“DIOS ME CUBRE CON SU MANTO”