Toda nuestra realidad Cristo la asumió en su Cuerpo
Colosenses 2, 16-19

Por tanto, que nadie los venga a criticar por lo que comen o beben, por no respetar fiestas, lunas nuevas o el día sábado. Tales cosas no eran más que sombras, mientras que lo real es la persona de Cristo. No se dejen impresionar por esos que vienen con una religión de temor o con liturgias angélicas. En realidad sólo hacen caso de sus propias visiones y se inflan con sus propios pensamientos, en vez de mantenerse en contacto estrecho con aquel que es la cabeza. El mantiene la unidad del cuerpo entero por un conjunto de nervios y ligamentos y le da firmeza haciéndolo crecer según Dios.
Jesús me pongo en tu presencia y me  acojo a tu voluntad de ser hoy parte de un Cuerpo que sólo tú puedes formar porque nos amas, con un Amor eterno, nos quieres ver felices, por eso nos haz creado, para ti nada vale tanto como la unión entre los miembros de una familia, de una empresa, de un colegio, de una universidad, de una comunidad, país, ahí desde donde somos miembros con tal o cual función.
Eres claro cuando manifiestas tu preocupación por cosas que nos unen o desunen tan efímeras, materialistas, caducas que hoy son y mañana ya no existen, como es el comer, respetar fiestas, creer en horóscopos,  trabajar acá o allá, pertenecer a tal comunidad o no, participar en estas fiestas o no, ver tal cual canal de televisión,  eso no es importante sino que todo eso que se haga se haga desde la realidad tuya, desde tu Palabra, tus principios.
Y nos alertas a no dejarnos engañar por esas personas que muchas veces hablan en tu nombre, que parecen humildes, que dicen tener visiones pero no están unidos a Ti, porque no edifican “conforme el plan de Dios” si no más bien dividen con sus actitudes de soberbia, sabelotodo, o despreocupación por instalar tu reino.
¿Cómo identificarlos para no caer en sus trampas? Tu mismo has dicho por sus obras los conocerán (Mateo 7,16) . Por lo tanto debemos tener nuestros ojos abiertos para ver si lo que dicen concuerdan con lo que hacen y también de mi parte que mis frutos que los demás los vean como verdaderos y no esconderlos porque Jesús también dice que es una manera de que otros crean, Mateo 5,16 “Así alumbre tu luz delante de los hombres, para que vena vuestras obras y den gloria al Padre que está en los cielos.
Todo el mundo espera ver nuestras frutos,  como Verbum Dei,  porque buscamos a Dios en Cristo,   con sinceridad hacer su voluntad, de mantenernos unidos por el ligamento más importante que es el Amor que da Vida al cuerpo de Cristo.
Por eso cuando necesitamos saber cuál es la voluntad de Dios, en vez de tratar de cumplir una ley que diga “haz esto” o “no hagas esto” se pregunte más bien ¿Qué haría Jesús en esta situación? En oración a través de su Palabra el nos dirá qué hacer y así el será el Señor de nuestras vidas y cabeza del Cuerpo donde vivimos, trabajamos estudiando etc.
Pidamos a María que nos una y nos reúna en el Amor de Cristo pues formar un solo Cuerpo en la medida que nos amamos sinceramente.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lo que hiciste por uno de ellos, a mí me lo hiciste

“DIOS ME CUBRE CON SU MANTO”