¡Nos visitará y nos liberará!



Lucas 1, 47- 67

Al empezar las pautas le quiero agradecer al Señor por llenar mi corazón de alegría y por regalarme esta Palabra que me  hacia iluminar toda mi oración.

 “en el momento fijado te escuché, en el día de la salvación te ayudé. Este es el momento favorable, éste es el día de la salvación.” 2Cor. 6, 2

Si, era una alegría grande, tener la certeza de que Dios nos ha escuchado: Este es el día donde se va a manifestar la Vida, y el Amor, porque no hay nada más que nos pueda liberar, Solamente  el Amor de Dios, ¡este es el día favorable! “Alégrate haz encontrado el favor de Dios

Y verdaderamente, cuantos clamamos al Señor por justicia, por paz entre las familias, en el mundo entero, porque los hombres se amen, se perdonen, se comprendan etc. Cuantos   hemos puesto nuestra esperanza en su Venida Gloriosa y liberadora, no hemos sido frustrados,  al contrario  nos regocijamos de haber sido escuchados.

Bendito sea el señor Dios de Israel porque ha visitado y redimido a su pueblo ahora sale triunfante nuestra salvación.

Jesús  el Hijo de Dios nuestro salvador,  viene a visitarnos a nuestra tierra, a nuestro Belén,  a nuestro corazón,  Jesús viene como Consejero admirable, como Príncipe de la Paz. ¡Qué alegría hermanos!

Este es  el día en que viene Cristo nuestra paz, el que nos trae la salvación, viene a liberarnos, viene a reconciliarnos, a derrumbar el muro que nos separa, viene a erradicar el pecado, a liberarnos del enemigo que nos tiene atados! Este el día que el Señor a preparado para nosotros ¡¡Bendito sea el Señor!
Nos hemos estado preparando por cuatro semanas para este maravilloso día en que el Hijo de Dios va a nacer, vamos a conocer la Vida, vamos a ver el Rostro de Dios habitando entre nosotros.
 Así como los padres quieren conocer el rostro de sus hijos antes de nacer por las ecografías 3D 4D, mucho más nosotros buscamos el rostro del Señor. “Mi corazón de ti me habla diciendo “procura ver su faz”  esta noche Señor “es tu Rostro lo que yo busco”,  necesito que me visites, necesito que me liberes…mi esperanza eres Tú, mi Jesús, la esperanza de que yo cambie, de que mi familia cambie, , de que en las calles se respire amor, Jesús ven a nuestros corazones, te esperamos para nacer de nuevo, Tú eres el Único que puede hacerlo todo nuevo.
¡Qué grande es haber sido escuchados por el Padre! ¡Con que amor tan grande nos ama  el Padre que envía a su Hijo para darnos Vida y en abundancia!, una Vida que nunca se va a acabar porque no es material que aunque no se ve, se siente, se experimenta en el interior, y por eso nadie nos la puede robar, ni se va a apolillar, es Jesús el Hijo de Dios, el Reino de Dios que se abaja a la tierra.
¿Quien no quiere ser libre y feliz, quien no quiere ser salvado? El  viene dispuesto a todo para que seamos felices libres de toda atadura, el es el Cordero de Dios que anunciaba Juan el Bautista, el Cordero que viene a entregarse por nosotros y dar su vida hasta el extremo para que tengamos una Vida Plena y en abundancia, hoy celebramos la Navidad de Jesús, el nacimiento del Amor de Dios, de Jesús nuestro salvador, nuestro liberador.
“Ahora sale triunfante nuestra salvación en la casa de David su siervo, como lo había predicho desde tiempos antiguos por boca de sus santos profetas.”
Todo lo que nos habían anunciado se cumple hoy, Dios viene a triunfar en tu corazón y en el mío y en el de todos los que lo esperan con fe, con esperanza con amor. Dios cumple sus promesas en nuestra vida, personalmente, El viene a derramar su gracia en nuestras corazones.
“Viene a salvarnos de nuestros enemigos y de todos los que nos odian, El viene a mostrarnos el amor que tiene a nuestros padres y como recuerda su santa alianza”.
Hoy es el día, día de la salvación, la Fidelidad del Señor brillará sobre nuestros cielos, el Hijo de Dios viene a nuestra vida;  si alcanzáramos a comprender lo grande de este Milagro de amor, nos moriríamos de tanta felicidad, no tenemos capacidad para albergar tanto amor de Dios, ¿será por eso que se nos va dando poco a poco a través del año?
Esta es la hora de la gracia. Esta es la gran noticia que los ángeles vienen a comunicarnos y que es motivo de mucha alegría para el pueblo de Dios.
Qué bueno que la Palabra nos ha ido preparando el corazón, para estar conscientes de la importancia, del valor inigualable de esta visita. Para recibirle  como conviene, con todo el Amor de nuestro corazón correspondiendo a tan grande amor, por eso es necesario dejarnos contagiar por el amor de Dios meditar en este Amor que propicia nuestra salvación a Dios no le mueve a venir nada más que el Amor, no quiere de nosotros nada más que amor,
Recibamos el Don de Dios que  viene de los Alto, de lo divino a donde nosotros no somos capaces de llegar, por eso El  viene,  se abaja a nosotros por puro y solo Amor. ¡Qué amor tan singular hermanos!  es para alegrarnos, para estar felices, Dios nos ama y se ha acordado de nosotros viene a auxiliarnos a ayudarnos en nuestra pobreza,  porque aunque nosotros trabajamos  tratando de mejorar el mundo, predicando, enseñando, rebatiendo  aconsejando, y muchas veces nos hemos sentido tristes y frustrados, nuestra esperanza humana  se va acabando, pero hoy El viene a renovar nuestra fe, nuestra esperanza, con su Fuerza y su Poder, Jesús viene con toda su Gracia a derrocharla en nuestros corazones, para estar alegres:
“Todo esto es obra de la misericordia de nuestro Dios, el viene de lo alto para visitarnos  cual sol naciente iluminando a los que viven en tinieblas, sentados en la sombra de la muerte y para guiar nuestros pasos por un sendero de Paz”.
Esta Noche es Buena porque El Bueno nuestro Padre Dios está enviando a su Hijo,  no como una visita humana, sino para quedarse con nosotros, para siempre, El estará con nosotros hasta el fin de la historia. Jesús nuestro salvador viene para encarnarse en nosotros en cada uno, para vivir en el mundo, para pasar haciendo el Bien, por nuestros hogares, por nuestro trabajos,  nuestros centros de estudios, a El no se le escapa nada ni nadie de sus  manos, porque tiene grabado nuestros nombres en ellas…., Jesús viene por todos: por el preso, por el oprimido, por el pecador, por el santo, Jesús viene por el enfermo, el desahuciado, Jesús viene por el paralitico, por el que sufre por todos y para todos,¡ Bendito Sea el Señor que se ha acordado de nosotros por su gran misericordia!,
¡Bienvenido Jesús a tu pueblo!, ¡Feliz Navidad! Gracias Madre por tu Si, gracias San José, por tu fe en que el Salvador se encarnó en las entrañas de la Virgen María, gracias por cuidar de María y del Niño, Gracias Padre por enviarnos a Jesús, para que nos visite  desde lo Alto para traernos la liberación.
 ¡Ven Señor Jesús, ven que te esperamos…te amamos Jesús!

 ¡¡Feliz navidad queridos hermanos!! Que el Amor  y la Paz de Dios reine en sus hogares y en el corazón de cada uno. ¡Muchas felicidades!


Comentarios

Entradas populares de este blog

Lo que hiciste por uno de ellos, a mí me lo hiciste

“DIOS ME CUBRE CON SU MANTO”