“El Sacrificio Vivo y Santo de Jesús Eucaristía
es esperarlo todo de tí”

Esta mañana recordaba una canción: “Mi amor lo cree  todo, mi Amor disculpa todo, mi amor todo lo hace nuevo, saca lo precioso de lo vil, pagando por tu vida he rescatado para Dios hombres nuevos de toda raza, lengua y nación…. Cuando te entregues conmigo, atraeremos a muchos al gozo del grano de trigo que cuando muere da fruto…”  Me llamaba la atención la letra de esta canción porque percibía a Jesús Eucaristía como dándonos a conocer sus sueños con nuestra vida, pero a la vez dándonos a gustar su Amor sacrificado por nosotros en su Palabra.
El profeta Jeremías expresa esto: Cuando me llegaban tus palabras, yo las devoraba. Tus palabras eran para mí gozo y alegría, porque entonces hacías descansar tu Nombre sobre mí(Jr 15,16-17). Ante esto nos sale decir: Habla Señor que tu sierva escucha. Habla Señor ¿Qué quieres de mí, qué sueñas de mí? Esta mañana nuestro corazón desea las Palabras de Jesús, que salga de la boca de Jesús, tiene sed de Dios del Dios Vivo, del Sacrificio Vivo de Jesús.
A veces necesitamos entrar en los sueños de Jesús sobre nuestra vida. Los sueños de Jesús Eucaristía, no son ilusiones, ni idealismos, es el AMOR HECHO SACRIFICIO VIVO Y SANTO que como orábamos ayer, TODO LO CREE Y PORQUE CREE, TODO LO ESPERA. Hoy nos invita a ahondar en lo que significa su SACRIFICIO pero experimentado en nuestra propia vida desde su Palabra. Ahí nos da a conocer su dedicación, su vida entregada totalmente para sacar de nosotros todo lo que cree. Dice una frase: “El que cree en ti, crea en ti lo que cree”. Pues su Amor es sacrificado porque cree en ti, y por eso, todo lo espera y su espera es realizar su sueño en tu carne, en tu cuerpo, en tu vida. ¡Qué bueno es empezar la oración haciendo silencio interior para escuchar un nuevo mensaje en el silencio! y desde ahí elaborar juntos con Jesús Eucaristía una nueva respuesta de salvación a él para nuestros hermanos.
El Martes de la Escuela de la Palabra me marcaba esta cita de Is 61,1-5: Por amor a Sión no me callaré, por Jerusalén no quedaré tranquilo hasta que su justicia se haga claridad y su salvación brille como antorcha”.  Señor gracias por no callarte, gracias porque por Amor a nuestras vidas sigues dándonos tu Palabra y por amor a las personas que dependen de nosotros no te quedas tranquilo, hasta que tu justicia, tu Perdón, tu Sacrificio se haga claridad en nosotros y tu salvación brille como antorcha en nuestra vida. Solo quien todo lo espera no se cansa, solo quien todo lo soporta no se queda tranquilo, pasivo, pero necesitas de nuestra colaboración, por eso tu entrega quiere elaborar en nuestra vida una nueva respuesta de salvación.
En este día de la novena de la Virgen del Carmen, nos dice: Con tu sí con su fidelidad, Dios hará posible que todos sus sueños, que todos tus sueños se hagan realidad. Nos habla de la trascendencia que tiene el que sigamos SOÑANDO CON TODO ESTO QUE AHORA ES REALIDAD, sigue luchando, sigue anunciando, con tu vida y tu palabra la Verdad, porque verás generaciones, respondiendo como tu al plan de Dios.
María nos invita a soñar con Jesús eucaristía, a no desertar de su sacrificio que lo espera todo, al experimentar en nuestra vida el peso de las debilidades, sino a dejarle mirar todo lo que somos y tenemos y a experimentar su mirada de ESPERANZA, en él no hay duda, no hay pesimismo, sino que cada mirada suya se convierte en nosotros acción, trabajo, realización, y ESPERANZA para Dios. ¿Cómo será esto? ¿Cómo podemos Señor dejar que tu Amor que lo espera todo se haga realidad en nuestra vida? Entonces Yavé me dijo: «Si vuelves a mí, yo te haré volver a mi servicio. Separa el oro de la escoria si quieres ser mi propia boca. Tendrán que volver a ti, pero tú no volverás a ellos. Haré que tú seas como una fortaleza y una pared de bronce frente a ellos; y si te declaran la guerra, no te vencerán, pues yo estoy contigo para librarte y salvarte. Te protegeré contra los malvados y te arrancaré de las manos de los violentos.» (Jr 15,19-21)
Separa el oro de la escoria y serás como mi propia boca. En la oración nos enseñas a separar lo precioso de lo vil, a no mezclarlo o convivir con los dos, es decir, no acostumbrarnos a vivir con el pecado como estado de vida, porque lo precioso que es tu amor limpio, tu mirada, tu esperanza, tus sueños, tu Palabra, tu alegría de nuestro corazón, tu poder salvífico, tu presencia, etc. Queda mezclado con el pecado que nos engaña, y nos lleva a vivir en la mentira, de quienes somos para ti, para nosotros mismos y para los demás. Y nos impide ser tu propia boca, ser tu ESPERANZA.
SOMOS SU ESPERANZA, pero también mensajeros de la alegría, de la Esperanza y del Amor. Déjenos atraer por él, por su sacrificio que mira nuestra vida con trascendencia, con un futuro lleno de esperanza. Jesús con SU AMOR SACRIFICADO por todos nos dice: TU FUTURO ESTA LLENO DE ESPERANZA. “Verán tu justicia las naciones, y los reyes contemplarán tu gloria y te llamarán con tu nombre nuevo, el que Yavé te habrá dado. 
Y serás una corona preciosa en manos de Yavé, un anillo real en el dedo de tu Dios. Señor tu Esperanza es el adorno de nuestra vida, solo cuando alguien espera todo de nosotros nos alienta en las dificultades, nos anima y saca lo precioso de lo vil.
No te llamarán más «Abandonada», ni a tu tierra «Desolada», sino que te llamarán «Mi preferida» y a tu tierra «Desposada». Porque Yavé se complacerá en ti y tu tierra tendrá un esposo. Como un joven se casa con una muchacha virgen, así el que te reconstruyó se casará contigo, y como el esposo goza con su esposa, así harás las delicias de tu Dios”.(Is 61,1-5) Señor gracias por cada una  de tus palabras, gracias por unirnos a tu entrega, a tu sacrificio vivo y santo para que vivamos tu misma entrega, sin ti no podemos nada y si algo podemos a ti te lo debemos.






Comentarios

Entradas populares de este blog

“DIOS ME CUBRE CON SU MANTO”

Lo que hiciste por uno de ellos, a mí me lo hiciste