Llamados a expresar el Amor a Cristo en nuestros hermanos.



(Mt 25, 34-40)

Entonces el Rey dirá a los que están a su derecha: «Vengan, benditos de mi Padre, y tomen posesión del reino que ha sido preparado para ustedes desde el principio del mundo. Porque tuve hambre y ustedes me dieron de comer; tuve sed y ustedes me dieron de beber. Fui forastero y ustedes me recibieron en su casa.  Anduve sin ropas y me vistieron. Estuve enfermo y fueron a visitarme. Estuve en la cárcel y me fueron a ver.»
Entonces los justos dirán: «Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te dimos de comer, o sediento y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos forastero y te recibimos, o sin ropa y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y fuimos a verte? El Rey responderá: «En verdad les digo que, cuando lo hicieron con alguno de los más pequeños de estos mis hermanos, me lo hicieron a mí.» (Mt 25, 34-40)

Le pedía al señor esta mañana su Gracia para poder oírle, le decía con las Palabras de Pablo en la carta a los efesios 3,18:

Como quisiera ser capaz de comprender cuan ancha y cuan largo, cuan alta y profunda es tu sabiduría Señor, son alturas que siento que no puedo alcanzar, se me hace tan difícil entender tu Palabra, lo que me quieres decir, mi entendimiento es muy limitado. Pero siempre el Señor me alcanza para decirme Mi Gracia te basta. Y esa es la verdad mas grande que orar es una Gracia que El se la concede al que se la pide con Fe, con la fe de que nunca nos deja con las manos vacías cuando sabe que los que nos va a dar Vida y va a ser alimento para nuestros hermanos.

El Señor me hablaba de su llamado a expresar su amor en el mundo a los hermanos más débiles, a los hambrientos, sedientos enfermos presos, sin hogar, a los que el mundo considera una carga, los desprecia, los margina, a los que rechaza. 1 Cor 1,27 Dios ha elegido lo que el mundo considera necio, ha tomado lo que es débil, lo que es común y despreciado en este mundo, Para que en ellos, por ellos,  se manifieste su amor.

El está en lo necesitado de Su Amor, para que en ellos se manifiesta la Calidad de su Amor, o sea,  está en el que espera ayuda  y en el llamado a dar….está en unos y otros, para que su Amor se revele,  el Amor Verdadero se dé a conocer porque  es fácil amar al que está bien, al que no necesita de uno sacrificios, dar dinero o tiempo extra….pero qué difícil es hacer lo que nadie hace, visitar al preso, cuidar al enfermo por las noches, lavarle,  cambiarle de pañales, que difícil es dar de comer al que tiene hambre o sed sin pensar que es un ocioso aprovechador.

El Señor nos pide una calidad de amor que dé sin esperar nada a cambio, porque que fácil seria para nosotros dar porque vemos su Rostro fácilmente  en el hermano necesitado, “Señor no te vimos en los pequeños..:”.. Si me hubieses visto hubiese sido fácil para ti dar,  pero porque no me viste y sin embargo me ayudaste por eso te has ganado el Reino preparado para ti…por eso te bendigo…..Pasen benditos de mi Padre por eso les abro el Reino.  

Que difícil se nos hace entender su mensaje, ser llamados a revelar un Amor así, vivido solo por fe: Los que no le vieron pero dieron:  lo hicieron por Gracia, pero los que no dieron, porque esperaron verle se quedaran afuera del Reino.

El amor de Dios es un amor que se vive con obras, no es un amor de religión, de libros, de teoría es un amor que se palpa, que se ensucia las manos, que se embarra para amar, así como El se embarró con mi miseria, así me manda amar a los suyos, este amor misericordioso de verdad muchas veces nace de haberse sentido visitado, vestido, amado por el amor de Dios, a través de una persona,  de una comunidad que ama, que intenta amar con su clase de Amor.

También hay otros que aman por Gracia, de cualquier modo el Señor espera ver su amor revelarse en unos y otros en los débiles que sufren, y en los que están más fuertes, El  va por todas partes buscando revelarse, porque a todos nos va a tocar estar en uno u otro lado del campo y siempre será una oportunidad para encarnar a Cristo, en la situación que nos encontremos. En el que toca dar o el que toca recibir, el sentido siempre será El, vivirlo dentro inmersos en su estilo de Amor.

“…si te ven amar al que nadie ama, creerán que yo existo, cuando vean mi misericordia hecha carne a través de tu vida ellos conocerán el verdadero Amor. Eres mi casa, mi morada desde donde quiero amar a todos al que sufre y al que no, a todos quiero hacer entrar a mi Reino que  está preparado para ustedes desde el principio”.

Señor danos fe para vivir el amor, no esperar verte físicamente en el hermano para amar, no necesitar pruebas para amarte, ser conscientes de que el Amor se da simplemente por amor a Ti, por amor al hermano, así como nos amaste así queremos amar, ayúdanos Señor en nuestra debilidad.
 Enséñanos a vivir en Ti para amar como tu amas: lo más pequeño lo más frágil, lo que es nada, para que llegue a ser lo que Es, para darle a todos una identidad su Ser verdadero. Gracias por tu Reino que siempre nos está esperando, gracias por creer en nosotros que llegaremos a ocupar un lugar junto a ti, tus ángeles y tus santos y gracias porque  desde aquí nos permites ya ir saboreando las primicias, vivir con la alegría de hacer tu voluntad en la vida de nuestros hermanos mas pequeños, tus amados, tus preferidos.
Gracias madre por llevarnos a Jesús, porque intercedes porque el amor de tu amado Hijo se revela ya en nuestra vida.

Dios nos bendiga.
nila


Comentarios

Entradas populares de este blog

Lo que hiciste por uno de ellos, a mí me lo hiciste

“DIOS ME CUBRE CON SU MANTO”